Pesca de Lenguados en Mar Chiquita 14/3/17


Un poco a la aventura decidimos visitar la boca de Mar Chiquita interpretando que se aproximan dos meses que habitualmente resultan óptimos para la pesca del lenguado, la información de jornadas previas hablaba de algunas capturas entre los pocos que se atrevieron el último fin de semana a pesar de los fuertes vientos. Cerca de quince pescadores tuvimos las mismas intenciones y en las primeras horas de la mañana intentamos proveernos de carnada, con gran éxito por cierto, ya que los pejerreyes de medida estaban a la orden del día en las escolleritas de la costa del balneario parque.
Ya a media mañana cuando la bajante comenzaba a notarse todos estábamos en el agua obteniéndose los primeros ejemplares pasado el mediodía, la calidad de esas piezas eran interesantes rondando los tres kilogramos de peso. Continuaban los intentos pero los resultados eran discretos, esto ocurrió casi hasta la plena bajante, tuvimos que esperar la primera entrada de agua a media tarde cuando allí si se logró la extracción de por lo menos quince lenguados repartidos en la totalidad de cañas que seguían dispuestos a no bajar los brazos.

En líneas generales, esto arrojó un promedio de una o dos piezas por pescador y en donde varios se llevaron tres o cuatro ejemplares aunque la talla del final de la jornada no era tan relevante. La lectura que nos deja en cuanto a lo técnico es que las líneas simples de una brazolada y el pejerrey entero fresco del día dió sus grandes frutos, también cortamos tiras de filet que en algún caso dieron resultado aunque con las piezas menores.

Fue importante cambiar el peso de las plomadas que oscilaron entre los 40 y 60 grs. dependiendo de la situación de marea, la correntada y la ubicación del pescador en esa extensa cancha. Queremos agradecer a la familia Martínez de "La Reserva" por la coordialidad, el servicio y todo su asesoramiento en pesca.

Share
Please update your Flash Player to view content.
Please update your Flash Player to view content.